AFR 1 REDUCTOR GRASA ABDOMINAL - 90 CAPS.

VITOBEST

AFR (Abdominal Fat Reducer): El nuevo producto AFR es un reductor de grasa abdominal adecuado para aquellas personas que desean reducir drásticamente la grasa acumulada en la zona abdominal que provoca esos antiestéticos “michelines”.

Más detalles

21,90 €

AFR (Abdominal Fat Reducer) de la nueva línea Now Fitness de Vit.O.Best es el nuevo producto reductor de la grasa abdominal adecuado para aquellas personas que desean reducir drásticamente la grasa acumulada en la zona abdominal que provoca esos antiestéticos “michelines”.

AFR contiene una novedosa fórmula basada en dos potentes extractos de nueva generación como son la fucoxantina y el IGOB 131 (extracto de mango africano).

Estos dos extractos completamente naturales, están respaldados por recientes investigaciones científicas que han supuesto una auténtica revolución en el campo de los suplementos diseñados para la pérdida de grasa total y localizada.

AFR es eficaz, sano y actúa rápido, pero para obtener resultados verdaderamente sorprendentes, debemos acompañar su consumo con una alimentación equilibrada y la realización de ejercicio físico moderado. De esta manera se podrá hablar de solución satisfactoria al problema de sobrepeso.

Principales beneficios de AFR (Abdominal Fat Reducer) de Vit.O.Best:

- Diseñado específicamente para atacar las zonas de grasa localizadas.

- Inhibe la formación de adipocitos y aumenta el gasto calórico. 

- Reduce la absorción de la grasa y contribuye al éxito de una dieta de control de peso. 

- Ayuda a controlar mejor el apetito. 

- Contribuye a un estilo de vida saludable.

- Respaldado por recientes investigaciones científicas.

- Con 150 mg de extracto de mango africano (Irvingia gabonensis) (IGOB 131) y 50 mg de fucoxantina por cápsula.

- Sin efecto estimulante por lo que se puede tomar por la noche.

- Ingredientes 100% naturales y seguros.

Por primera vez una marca de nutrición deportiva junta los dos ingredientes patentados más potentes, para conseguir un producto totalmente eficaz en el difícil mercado del control de peso, la fucoxantina y el IGOB 131.

Veamos qué características poseen estos extractos:

Fucoxantina o alga Wakame (Undaria Pinnatífida).

La fucoxantina es un tipo de carotenoide que se obtiene de algunas algas comestibles, como el wakame, que ayuda a rejuvenecer el metabolismo energético, al activar una proteína celular especial (UCP1) que promueve la eliminación natural (combustión metabólica) de la grasa almacenada en el cuerpo.

La fucoxantina inhibe la formación de nuevos adipocitos, destruye los lípidos y grasas, reduce la actividad del gen responsable de la acumulación de grasa, aumenta el gasto calórico y reduce el peso corporal.

La fucoxantina ejerce una acción específica sobre las células del tejido graso blanco que se acumulan en el abdomen y en el hígado, sin implicación de pérdida de masa muscular.

IGOB 131 o extracto de mango africano (Irvingia gabonensis).

El extracto de mango africano (Irvingia Gabonensis) como complemento alimenticio, está demostrando resultados sorprendentes, ya que actúa directamente sobre los depósitos de la grasa más difícil de eliminar.

La fruta del árbol conocido como Mango africano proviene del África occidental principalmente del Camerún. Donde tradicionalmente su población lo ha utilizado con fines medicinales, además de constituir un elemento básico en su alimentación. De este fruto se aprovecha prácticamente todo. La diferencia del mango africano con respecto a las otras variedades de mango, radica en sus semillas, ya que su aspecto es muy similar al mango común. Las semillas del mango africano, son ricas en proteínas y otras sustancias favorables para la salud.

El extracto de mango africano es una forma saludable y natural de eliminar esos kilos de más ya que acelera el proceso de la quema de grasas reduciendo así el tejido adiposo.

Para quemar grasa de forma efectiva, el cuerpo necesita recurrir a componentes que son muy complejos, que aseguren la regulación apropiada en sus funciones más importantes. Una de ellas, la combustión de las grasas, que con ayuda del mango africano se puede realizar efectivamente.

Al acelerar el metabolismo de las grasas estas se transforman en energía y les permite quemarse más rápido. Al limpiar el cuerpo de toxinas acumuladas, se reduce también el acúmulo de grasa en los tejidos. No olvidemos que las toxinas favorecen la acumulación de grasa lo que impide perder peso fácilmente.

Es común que las personas con sobrepeso acumulen más grasa en el abdomen, el problema es que estas personas presentan una resistencia a la leptina.

El mango africano y las hormonas leptina y adiponectina.

La reducción de la grasa atribuida al mango africano se debe a la leptina, hormona que tiene dos importantes funciones:

- Controlar el apetito, equilibrando la necesidad de consumir alimentos ya que genera sensación de saciedad.

- Utilizar las grasas como fuente de energía.

La leptina o proteína OB es producida principalmente por las células grasas. Cuando la acumulación de grasa aumenta, se libera la leptina que manda señal de saciedad al hipotálamo y este interpreta que hay suficiente reserva energética, con lo cual el apetito debe disminuir.

La acción del mango africano como inhibidor de la resistencia a la leptina es la clave en la reducción de grasa corporal. Según estudios de laboratorio sobre el extracto de semillas de mango africano, se deriva una sustancia que ayuda a reducir la producción de la grasa en el cuerpo: la adiponectina. Esta hormona que interviene en el metabolismo de la grasa y de la glucosa se ve influenciada positivamente por el mango africano, ayudándole a aumentar los niveles de insulina y a frenar la resistencia a la misma. Además mejora el flujo sanguíneo y por ende la circulación. Del control de la adiponectina depende en gran parte el éxito en tratamientos de personas con obesidad y diabetes.

Propiedades del IGOB 131

- Reduce la absorción de la grasa disminuyendo la cantidad de carbohidratos que se convierten y absorben el azúcar.

- Aumenta la secreción de adiponectina que a mayor nivel quema más células grasas; además cuando más adiponectina exista se presentan mejores niveles de colesterol, mejores niveles de insulina; vale recordar también que en otro ensayo clínico a 6 semanas, las personas con sobrepeso y con colesterol alto, redujeron los niveles de colesterol en un 26%.

- Suprime la enzima convertidora de grasa que es una de las enzimas responsables de convertir los azúcares almacenados en grasas (Glicerol-3- fosfato deshidrogenasa).

- Disminuye la presencia de receptores PPAR; la ausencia de estos receptores hace que no pueda entrar grasa en los adipocitos y por tanto que no se pueda acumular la grasa ingerida; la grasa no almacenada automáticamente entra a los sistemas de lipólisis para su destrucción.

- Potencia el mecanismo de lipolisis y glucólisis; es decir, quema las grasas acumuladas (destrucción de adipocitos) y la transformación de azúcares en tejido graso; disminuye también la lipogénesis, es decir impide la formación de tejido grasas.

- Contribuye a la normalización de los niveles de LDL colesterol e insulina en personas obesas- esto está bajo patente.

Modo de empleo:

Como suplemento dietético para adultos sanos, tomar una cápsula tres veces al día, preferiblemente en el desayuno, en la comida y en la cena. 

Presentación:

Envase de 90 cápsulas.

No hay reseñas de clientes en este momento.

Escribe tu opinión

13 otros productos de la misma categoría

13 other products in the same category:

Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra Política de Cookies aceptar